Top

Propuesta

Educadores sociales

Pasa la Voz también trabaja  para capacitar a los/as educadores y para cambiar su situación laboral-profesional en aras a mejorar la calidad de sus intervenciones socio-educativas con niños, niñas y adolescentes.

Tras varios años de trabajo niños, niñas y adolescentes (NNA) en situación de riesgo social, en el 2007 Pasa la Voz (PLV) tomó la decisión de concentrar sus intervenciones socio-educativas en la población albergada en Centros de Atención Residencial (CARs) de la región del Cusco.

Un año después, en el 2008, con la intención de complementar el trabajo que se hacía con estos NNA, PLV incorporó una línea de formación para los/as educadores/as de los CARs, es decir, para las personas adultas responsables de los NNA. Los cursos que se ofrecían por aquel entonces apuntaban a que los/as educadores/as adquirieran habilidades similares a las que se estaban entrenando con los NNA en los talleres de PLV, de tal manera que no solo pudieran interaccionar con ellos/as en este nuevo marco de relación sino que, además, pudieran contribuir, con sus actuaciones, a consolidar y a fortalecer estos aprendizajes.

En el 2011, después de tres años de experiencia en formación, PLV identificó dos circunstancias críticas, estrechamente interrelacionadas, que estaban condicionando la situación laboral de estos/as educadores/as, a saber:

  • la falta de formación especializada para desempeñar las funciones socio-educativas que les eran asignadas, para enfrentar los retos de la intervención cotidiana y para dar respuestas adecuadas a las necesidades de los NNA; y

  • la falta de reconocimiento de su trabajo por parte del Estado y de la sociedad en forma de salarios mínimos, horarios indefinidos, sobreexigencia, etc.

Lo que constató PLV fue que ambas circunstancias entrelazadas estaban dando como resultado un alto índice de abandono laboral por parte de los/as educadores/as, cosa que repercutía directamente en la calidad de la atención que se brindaba a los NNA y mermaba el impacto, a medio-largo plazo, de las capacitaciones ofrecidas por PLV.

Con todo, en el 2012, PLV inició una investigación sobre la situación de los/as profesionales de la educación no-formal en otros países de la región Latinoamericana. Así descubrió que países como Uruguay, Chile o Argentina habían apostado por fortalecer esta profesión mediante la implementación de estudios formales y/o la creación del perfil o la categoría laboral para estos/as profesionales. Este panorama sirvió como acicate para que PLV, junto a otras organizaciones sociales del Cusco, se lanzara a impulsar un proceso de incidencia orientado a la profesionalización y la formalización de la situación de los/as educadores/as.